Las excusas más comunes para no hacer deporte

lunes, 12 septiembre 2016

Las excusas más comunes para no hacer deporte

Todos los que practican deporte de forma regular las conocen: las excusas que nos impiden entrenar.

Falta de tiempo 

Es un clásico de las excusas y siempre encaja ¿cómo tomarte tiempo para hacer todo lo que de verdad quieres? Sé honesto y date cuenta de cuánto tiempo pierdes viendo la televisión o mirando el móvil sin sentido. Piensa incluso un poco más y se te ocurrirán otras actividades que haces en las que pierdes tiempo que podrías aprovechar.

Lo más práctico es que apuntes fecha y hora en tu agenda para no saltarte la cita con el deporte.

La meteorología

Ya iba a hacer deporte, pero hoy llueve.... y además hace demasiado frío. Excluyendo las tormentas eléctricas, cualquier condición atmosférica es apta para moverse. Lo importante es que lleves la ropa adecuada. Además puedes practicar deportes a cubierto: en el gimnasio, la piscina cubierta o incluso en casa con vídeos de internet.

Cansancio

Puede ser que ahora mismo te sientas cansado, pero en cuanto empieces a moverte y tomes impulso, el cansancio desaparece. Una buena idea es comenzar despacio.

Si por las tardes después del trabajo te sientes exhausto, entonces trata de sacar tiempo por las mañanas. Comenzar el día con actividad deportiva te aporta oxígeno de forma adicional. No olvides todo el tiempo libre del que dispones el fin de semana para planear tus actividades deportivas.

El deporte es aburrido

Si encuentras esta excusa es porque aún no has dado con el deporte adecuado para tí. ¿Qué te apetece hacer? ¿Te gusta entrenar sólo o en grupo? ¿Al aire libre o en un lugar cerrado? ¿Necesitas música a la vez que haces deporte? Tal vez practicar deporte acompañado de amigos sea una opción para tí.

Tengo hijos

Bien por tí, no es una excusa que te permita dejar de hacer deporte. Tus hijos pueden acompañarte mientras haces deporte. Puedes hacer estiramientos o ejercicios en el parque mientras ellos están jugando, podéis hacer excursiones de senderismo o bicicleta en familia. Además si los llevas al colegio en coche, déjalo aparcado y ve en bicicleta o andando. La imaginación no tiene límites.

El deporte no es para mí

Si esta idea te acompaña, lamentablemente también un futuro poco saludable. Existen estudios que afirman que la falta de deporte es tan dañina como fumar. Comienza poco a poco, con 5 minutos de ejercicio consciente al día. Cuando veas lo bien que te sientan, enseguida aumentarás la frecuencia y duración de la práctica deportiva.