La práctica de deporte contra la depresión

martes, 31 mayo 2016

La práctica de deporte contra la depresión

¿Ayuda la práctica deportiva contra la depresión? Existen numerosos estudios al respecto y parece ser que por fin hay una respuesta clara al respecto.

La evidencia científica actual sugiere que el deporte resulta muy eficaz contra la depresión. En personas afectadas por depresión, se ha podido comprobar en numerosos estudios que la práctica regular de ejercicio conlleva cambios químicos cerebrales que únicamente se han podido obtener en otros casos por la medicación.

Acerca de la depresión

La depresión es la enfermedad mental que se diagnostica más comúnmente. Las estadísticas indican que al menos 1 de cada 10 personas sufrirá este problema en su vida. Los síntomas más frecuentes son el abatimiento, la falta de energía y el miedo. En ocasiones la depresión puede influir en trastornos físicos como la artritis y la diabetes.

Deporte

El estado de ánimo depresivo se observó ya en la antigua Grecia y ya entonces se recomendaba el movimiento como terapia, así que no es extraño que en la actualidad se considere la actividad física un buen remedio contra la depresión.

La cuestión es por qué el deporte resulta beneficioso ante este problema. Ni siquiera hoy en día hay una respuesta concreta y lo más probable es que haya muchos factores involucrados.

Algunos de los efectos beneficiosos de la práctica deportiva son:

  • levanta el estado de ánimo
  • aumenta la energía 
  • distrae
  • te aporta pequeños éxitos y avances 
  • en el caso de los deportes en grupo, aporta apoyo psicológico

Estos efectos también son causados ​​por cambios en la química del cerebro que se activan por el deporte:

  • Durante la actividad física se liberan endorfinas, la hormona de la felicidad que mejora el estado de ánimo.
  • También se aumenta la producción de serotonina, este neurotransmisor está a niveles muy bajos en los pacientes con problemas depresivos y se les suele tratar con medicamentos que la eleven.
  • Lo mismo sucede con la norepinefrina. Esta sustancia mensajera de la felicidad a menudo se encuentra a niveles muy bajos en las personas con depresión
  • El esfuerzo físico aumenta la producción de norepinefrina. Esta sustancia mensajera importante es otra manera se encuentra a menudo en las personas deprimidas en bajas concentraciones.
  • La parte psicoterapéutica de la práctica deportiva tiene que ver con el salir de la pasividad, fomentar la propia iniciativa y el aumento de la autoestima al conseguir pequeños logros.
  • El movimiento estimula el crecimiento celular en el hipocampo. Normalmente, las células en el hipocampo en las personas deprimidas suelen ir muriendo y el deporte es capaz de contrarrestar este hecho. 
  • El cortisol, que es la hormona responsable del estrés, disminuye durante la práctica del ejercicio físico, lo que implica también un efecto positivo en el estado de ánimo.

Preguntas abiertas

A pesar de haber obtenido respuesta a algunas de las dudas acerca del efecto del deporte en la depresión, hay todavía cuestiones abiertas, como ¿con qué frecuencia y por cuánto tiempo se debería de llevar a cabo la práctica deportiva para conseguir estos efectos? Normalmente se recomienda un mínimo de 2-3 veces por semana, tampoco se recomienda el exceso de la práctica deportiva porque podría tener efectos contraproducentes.

Tampoco está claro qué tipo de deporte en concreto sería el más beneficioso ante el problema de la depresión. Hay quien apuesta por los deportes de resistencia y hay quien defiende que los deportes de fuerza serían los más beneficiosos.

Es importante concluir diciendo que no puede esperarse que la práctica deportiva cure un problema como la depresión, ya que se trata de una enfermedad que necesita la revisión por parte de un médico especialista. Lo que sí que puede hacer el deporte es mejorar la calidad de vida y favorecer la mejoría en los pacientes con este problema e incluso reducir la reincidencia de esta enfermedad.